lunes, 29 de noviembre de 2010

Ensayo sobre el modelo de integración de las minorias étnicas en Francia

Para comenzar con el ensayo, empezaremos explicando lo que vamos a analizar en las siguientes páginas. El ensayo nos propone que abordemos el tema de las minorías étnicas en Francia, es más, concretaremos un poco más y analizaremos el modelo existente en Francia aplicado a las minorías étnicas. Este modelo se basa, a grandes rasgos, en que los franceses han optado, u optaron en su momento, por una asimilación de la población inmigrante extranjera, es decir, se pretendía que este modelo supusiera la adaptación total de los inmigrantes al país. Sin embargo, según la opinión generalizada este modelo de asimilación extranjera ha fracasado. ¿Es esto verdad? ¿No existe ni siquiera algún aspecto positivo de este modelo? Lo analizamos a continuación.

En primer lugar, para comprender el tema que vamos a abordar, hay que tener claros cuatro conceptos o términos que se definen a continuación:
  
    -Por un lado hay que diferenciar dos conceptos como “ciudadanía” y “cultura”.
· Ciudadanía: cualidad y derecho de ciudadano
· Cultura: Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.
   
   -Por otro lado es importante saber diferenciar dos términos tan relacionados como son “Estado de derecho” y “diversidad”.
· Estado de derecho: es aquel Estado en donde sus autoridades se rigen, permanecen y están sometidas a unas leyes. Es eficaz cuando se aplica en la realidad con base en el poder del Estado a través de sus órganos de gobierno, creando así un ambiente de respeto absoluto del ser humano y del orden público.
· Diversidad: Variedad, desemejanza, diferencia.

Después de haber introducido las definiciones de 4 conceptos clave en el tema que nos concierne, vamos a desarrollar ahora más en profundidad el problema del modelo francés de integración de los inmigrantes. Para ello, es necesario hablar del multiculturalismo, un tema tan en boga en la actualidad. El concepto de multiculturalismo está basado en dos principios a los que pretende llegar:
         -la igualdad de todos los individuos ante la ley
         -el derecho a la diferencia y a la diversidad de los individuos.

El modelo francés de integración de los inmigrantes defiende, o se supone que debería de defender, estos dos principios multiculturalistas, es decir, los franceses nativos y los franceses itinerantes -que así es como se llama a los inmigrantes en Francia- son iguales ante la ley. No por ser iguales ante la ley, los inmigrantes deben vivir de la misma forma que lo hacen los nativos franceses; en esta cuestión entra el segundo principio del multiculturalismo, los inmigrantes tienen el derecho a poder mantener diferencias en la forma de vida con el resto de individuos y, por tanto, se produce una diversidad de individuos y de conductas que, a mi modo de ver, enriquece a la cultura del país.

Sin embargo, este modelo que se presuponía correcto para llevar a cabo la integración de los inmigrantes está “haciendo aguas” en los últimos tiempos. La principal causa es, en mi opinión, que el gobierno francés liderado por Sarkozy está centrando sus esfuerzos en la forma de llevar a cabo esta integración en lugar de centrarse en el fondo de la cuestión.
Lo que ocurre con esto es que los franceses “hacen como si todos vivieran juntos pero con un solo patrón, el de la cultura dominante” y por lo tanto, aunque del exterior del país se tiene una visión de que todo funciona correctamente, la realidad es otra y, los inmigrantes extranjeros que llevan dos generaciones en Francia siguen siendo mal vistos por el Gobierno francés y por algunos ciudadanos que intentan conseguir que la cultura francesa sea el único patrón posible, eliminando así cualquier posibilidad de que la cultura extranjera y la del propio país coexistan en armonía. Todos estos contubernios provocan que se formen guetos y minorías étnicas que se separan cada vez más de la sociedad y cohabitan con los nativos pero creando así  una “especie” de odio entre unos grupos y otros. Además, estos guetos o minorías, normalmente con poca capacidad económica, se hacinan en los suburbios o en las zonas industriales de las ciudades y, como ocurrió en los disturbios del 2005 en París, se enfrentan al orden establecido a través de peleas o quema de vehículos.

Otra de las reflexiones es que como es posible que el modelo de integración fracasara por un hecho aislado que enfrentó a las fuerzas del orden francesas y a los “inmigrantes franceses” en los sucesos de París. Habría que llegar al fondo del asunto y comentar que, estos sucesos solo fueron el punto a partir de cual explotó el problema, pero que el problema llevaba “precocinado” muchos años antes. En resumen, el presidente de la República francesa, Nicolás Sarkozy, utilizó los sucesos del 2005 para dar un discurso en el que daba a entender que la delincuencia era obra de los inmigrantes y que, “sufrimos las consecuencias de 50 años de inmigración insuficientemente regulada”.

Por otro lado, dejando de lado el pesimismo que produce el fracaso del modelo de integración vamos a intentar dar soluciones para intentar, en la medida de lo posible, mejorar el modelo francés de asimilación de los inmigrantes. En primer lugar se deberían formular una leyes, que ya existen en el caso de Francia, en las que se abarcara todo el espectro de inmigración, es decir, no centrándose solo en los inmigrantes que llevan mucho tiempo viviendo en el país, como los que llevan dos generaciones, sino también abarcando a aquellos que llevan poco tiempo en el país. Otra de las soluciones sería, a mi juicio, que no se tratara por parte del gobierno a los inmigrantes como gente diferente a los “nativos”, a pesar de que su cultura y sus costumbres sean diferentes. Lo que produce esta diferencia de trato es la creación de guetos y grupos de marginación que se apartan de la sociedad y suponen, como se ha comentado antes, que el único patrón de conductas, costumbres y cultura sea el de la sociedad dominante -los nativos franceses-.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada